Oxfam
Inicio / Historias / La desigualdad y el impacto de los desastres

La desigualdad y el impacto de los desastres

Alejandra d'Hyver

Coordinadora del proyecto de Acción Humanitaria

Mié, 08/16/2017 - 10:12

Los desastres no nos afectan a todxs por igual. 

16 de agosto de 2017.- Las lluvias del 28 de junio de 2017 en la Ciudad de México causaron daños en la delegación Miguel Hidalgo, la cual tiene uno de los Índices de Desarrollo Humano (IDH) más altos del país (0.880 en 2014). El drenaje colapsó, provocando severas inundaciones en centros comerciales y viviendas. Y aunque las afectaciones no fueron menores, lxs habitantes de esta delegación asumieron la pérdida de sus automóviles y otros bienes, que podrán recuperar luego de algunos meses de trabajo o mediante las indemnizaciones de los seguros.


Un caso muy distinto es el de comunidades del municipio de Cochoapa el Grande, que tiene el IDH más bajo del país (0.362 en 2014) similar al de países como Liberia y Guinea-Bissau. Una lluvia intensa en esta zona no generará grandes pérdidas económicas porque ni siquiera existe infraestructura o servicios públicos que puedan ser dañados. Sin embargo, las condiciones de las viviendas implican que los daños serán más estructurales: el acceso al agua, que no suele ser fácil, se dificultará aún más porque ahora está contaminada, lo que a su vez incrementa las enfermedades en comunidades donde no hay centros de salud ni médicos, así que las familias incurren en gastos adicionales para llegar a un hospital luego de viajar largas distancias.

Todo esto, al tiempo que las personas afectadas también pierden sus medios de vida -y por lo tanto su ingreso- pues la lluvia daña los cultivos y el ganado muere o se enferma por las inundaciones. La situación de pobreza aumenta y las personas quedan más vulnerables ante futuras emergencias; particularmente las mujeres, las niñas y los niños, quienes sufren mayor discriminación.

Es urgente construir una cultura de prevención, pero también lo es abordar las condiciones de desigualdad que provocan que para unas personas una lluvia signifique la pérdida de su patrimonio y, para otras, la imposibilidad de ejercer sus derechos más elementales.

El gobierno mexicano debe incrementar la inversión para crear capacidades comunitarias para la prevención y garantizar que la respuesta ante un desastre no genere más riesgos ni reproduzca las condiciones de vulnerabilidad de las personas afectadas.

Imagen miniatura tomada de http://www.losangelespress.org/cochoapa-el-grande-guerrero-el-municipio-mas-pobre-de-mexico/ el 15 de agosto a las 11:26

Imagen principal tomada de http://www.proceso.com.mx/361031/guerrero-denuncian-abandono-gubernamental-damnificados-de-la-tormenta-manuel el 15 de agosto a las 12:19

Imagen del body tomada de http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/cdmx/2017/06/28/tromba-deja-25-encharcamientos#imagen-1 el 15 de agosto a las 12:18

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor o autora y no necesariamente reflejan la postura oficial de Oxfam México


HISTORIAS RELACIONADAS

A mediados de abril emprendimos un viaje. El objetivo era presentarle a uno de nuestros embajadores, Daniel Carbonell (Macaco), una de las comunidades en las que Oxfam trabaja.

El Día Mundial del Agua fue propuesto en 1992 durante una conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo y se celebró por primera vez el 22 de marzo de 1993.

Caminar por las calles de la zona alta de Tlalpan implica sortear grandes botes metálicos de muchos colores, llenos de agua, vacíos o a la mitad.

La lucha de Xochi recupera valores ancestrales como el diálogo y la no violencia para privilegiar la convivencia pacífica. Aunque en este proceso han sido muchos los episodios en los que el Estado no ha respetado los derechos de la comunidad, es de destacar este talante conciliador.

Estas comunidades zapotecas de los Valles Centrales de Oaxaca tienen una relación con estas tierras que se remonta miles de años antes de que existiera lo que hoy conocemos como México. Sus comunidades son espacios sagrados donde ellxs son parte del cielo, el viento, la tierra y el agua

Estas 235 mil hectáreas de árboles y pastizales, están amenazadas por tres ciudades que no paran de crecer: Cuernavaca, Ciudad de México y Toluca; ¿y por qué esto debe preocuparnos? porque la lluvia que cae en esta área natural se infiltra a los mantos freáticos y posteriormente al acuífero del que extraemos el 70% de nuestro consumo cotidiano

Levanta la voz por esta causa

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <img>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentarios

PASA LA VOZ

Facebook
Twitter
Linkedin
Correo