Consulta nuestro informe anual 2018 Aquí.

Oxfam

No es sólo mi ansiedad, es la maldita desigualdad

Viridiana Montiel

Oficial de diseño

Mié, 04/03/2019 - 21:22

Hola, me llamo Viridiana, soy millenial y sufro de ansiedad.

Tengo un dilema en distinguir si mi ansiedad es producto de una construcción social o es un problema hereditario. Mi psiquiatra diría que mi cerebro no segrega ciertas sustancias en las cantidades “adecuadas” y sumado a una carga considerable de estrés, los neurotransmisores fallan, provocando el colapso de mi sistema nervioso.

Serán peras o manzanas, pero yo tengo que lidiar con esto cada día.

Vivo en una de las ciudades más grandes del mundo con casi 9 millones de habitantes. Es difícil imaginar un día sin estrés en esta ciudad.

Respiro hondo y empiezo mi día, me levanto temprano para evitar el tráfico, para no encontrar el Metrobús atascado. Preparo mis cosas: llaves, dinero, celular, cargador, paraguas, objeto de protección (tijeras o algo con filo). Si fuera hombre seguramente no me preocuparía por cargar un objeto que me sirva para defenderme de un eventual ataque sexual. Según la encuesta sobre la violencia sexual en el transporte y otros espacios públicos en la Ciudad de México, realizada por ONU Mujeres México, el 95.3% de las mujeres encuestadas entre 15 y 29 años han sufrido algún acto de violencia sexual en el transporte u otro espacio público de la CDMX en el último año.

Llego al Metrobús y me doy cuenta de que voy tarde porque ya está repleto. Irremediablemente la señora o el señor de al lado me clavan el codo en la costilla mientras trato de agarrarme al tubo que está a dos personas de distancia, ¡uf! lo logré, ahora sólo tengo que aguantar en la misma posición por 40 minutos. No cabemos, de los 15 millones de viajeros y viajeras en la zona metropolitana del Valle de México el 71% utilizan transporte público. De por sí somos mucha gente viviendo aquí y además 2.25 millones de los viajes que se realizan a la CDMX provienen de Municipios conurbados del Estado de México y Tizayuca, personas que vienen a estudiar o trabajar porque en sus ciudades no pueden acceder a educación pública de calidad o porque los salarios no alcanzan para tener una vida decente.

Salgo del Metrobús tocando mis bolsillos para asegurarme que mi celular sigue en su lugar -ya alguna vez me lo robaron-, ¡ahí está! estratégicamente bien guardado. Me dirijo a la salida y volteo en todas direcciones para revisar que nadie me sigue y que no hay ningún carro sospechoso.

Mi psicóloga una vez me dijo que para restar estrés a mi vida tenía que preocuparme por cosas que puedo controlar y las que no, alejarlas de mi mente. Sé que no puedo controlar el hecho de que cuando sea anciana (si mi ansiedad me permite llegar) no recibiré una pensión que me alcance para mantenerme, no puedo controlar tampoco el descomunal costo de una casa en esta ciudad -que probablemente nunca podré comprar porque mi salario se va en gran medida en pagar renta, así que ni pensar en ahorrar-. Tampoco está en mis manos evitar que alguien de mi familia desarrolle una enfermedad grave pero me aterra pensar que no podré solventar los gastos de los medicamentos y la atención médica, y que tendría que dejar de trabajar para cuidar de ella o él. Todo esto pasa por mi cabeza, mientras mi casera (la verdadera dueña de mis quincenas) me recrimina que los y las jóvenes no nos tomamos las cosas en serio.

Por más meditaciones que haga, esos pensamientos no se alejan, nunca se van. Tengo que preocuparme por todo esto porque vivo en un país en el que únicamente quienes nacieron en familias privilegiadas tienen garantizado el derecho a una pensión para la vejez, a una vivienda digna y a atención médica de calidad. Eso se llama desigualdad.

Regreso cansada a casa y me siento pésimo porque, de nuevo, hoy no tengo ganas de avanzar con mis proyectos personales pendientes. Luego me acuerdo que tengo que sacar fuerza de donde sea para acabar el trabajo freelance que me aliviana la quincena.

A pesar de todo, recuerdo al viejito que vi el fin de semana limpiando parabrisas, recuerdo cómo me miró y me sonrió y entonces me siento culpable, culpable porque aunque tengo una lista de preocupaciones, tengo privilegios. Tengo una cama cómoda, comida en mi mesa y no he tenido un ataque de ansiedad en los últimos meses. No debería quejarme.

Me voy a la cama. Me duele poquito la panza. Es mi colitis. Me brinca el párpado izquierdo. Es el estrés. Cierro los ojos y me recuerdo a mí misma que no es sólo mi ansiedad, es la maldita desigualdad.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor o autora y no necesariamente reflejan la postura oficial de Oxfam México


HISTORIAS RELACIONADAS

Ayotzinapa fue el punto de partida para una nueva ciudadanía que nunca se había atrevido a demostrar su indignación

Conocemos el nombre y apellido de los más ricos de México, pero ¿quiénes son las personas que enfrentan las peores consecuencias de la desigualdad?

En América Latina y el Caribe el 1% más rico de la población posee el 41% de la riqueza. Si se mantiene esta tendencia, en sólo 8 años este 1% acaparará más riqueza que el 99% restante, contribuyendo a un aumento exponencial del número de personas pobres en la región y echando por la borda los avances en la reducción de pobreza monetaria de los últimos 10 años.

'Si queremos ir rápido, vayamos solos. Si queremos ir lejos, vayamos en banda'

¿Protestas de cientos de activistas, marchas multitudinarias, tanques en las calles, policías usando cañones de agua y gas pimienta mientras lxs líderes de las economías más grandes se reúnen para hablar sobre las prioridades del mundo? No, este no es un fin de semana normal en la ciudad de Hamburgo.

A pesar de haber nacido millenial, nativa digital y todo, hay días en que eso me rebasa muchísimo.

La tragedia de Ayotzinapa despertó y unió a México en la adversidad. Vimos en tiempo real una historia de cacería humana relatada a través de los mensajes que los jóvenes enviaban desde sus celulares y reportada por los medios de comunicación.

Tenemos un sistema fiscal basado en tratamientos especiales, deducibles y exenciones de impuestos. La evasión de impuestos y el ocultamiento de recursos son prácticas generalizadas por parte de las élites políticas y económicas en México

El modelo nacional de gestión de agua injusto e insostenible ha agravado la escasez tras los sismos en la Ciudad de México

Las normativas fiscales están plagadas intencionadamente de vacíos legales que benefician a los más poderosos, las grandes empresas y las grandes fortunas

Cinco medidas para que los Gobiernos pongan fin a la evasión y la elusión fiscal

Jóvenes por la transparencia y rendición de cuentas

El intrincado proceso para firmar por un candidato o candidata independiente, no es más que una estrategia para preservar el status quo

Las bases de datos omiten la información de las personas más ricas y sus contribuciones (¿o evasiones?) al fisco, ¿por qué no nos sorprende?

La espera ha sido muy larga y la justicia llega tarde, pero la recibimos y seguimos trabajando en los retos que se presentan con la implementación de leyes, recomendaciones y sentencias

Para contribuir a un acceso más equitativo al agua, OXFAM México y quienes integramos el Laboratorio de Activismo Digital OXLAD, promovemos la participación social haciendo énfasis en los jóvenes que pueden actuar en el presente y futuro

"Estamos claros de que nadie ni nada nos va a devolver la vida de mi mami, pero lo mínimo que podemos hacer es dedicar nuestras vidas a luchar por la justicia para ella y para tantos compañeros y compañeras asesinados"

En este mundo, y para no ir más lejos, en este país, en nuestra ciudad, en nuestra colonia, a veces las cosas están muy mal y esa es una oportunidad para nosotrxs.

¿Queremos un México que se doblegue a los intereses de otros países sin respetar la cooperación y el derecho internacional? ¿O queremos un México que se preocupe por el bienestar global y que entienda que la única forma de terminar con la desigualdad global es a través de la cooperación internacional?

Para poner fin a la crisis de desigualdad, debemos construir una economía para las personas trabajadoras, no para los ricos y poderosos

Para combatir la desigualdad se debe incidir en la corrupción y transparencia, la política social, el gasto en bienes públicos, la política laboral y el sistema tributario de México.

Como Omar, 14.2 millones de personas trabajan en el sector informal en México según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI. Esto significa que no tienen prestaciones como servicio médico, servicios de cuidado infantil, vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, pensión para el retiro, etc.

Las acusaciones del gobernador Corral en torno a la retención de recursos para su estado, son una oportunidad para evaluar si el Ramo 23, señalado por su falta de transparencia, ha tenido algún impacto real en el desarrollo equilibrado y equitativo del territorio nacional

“Cuando yo empecé como aseadora de calzado hace 34 años, no tenía nada, vivíamos en un cuarto de cartón y sólo ponía una lona para que mis hijos no pisaran la tierra. Lo que tengo hoy lo conseguí con trabajo"

Basta ya de discursos vacíos, si quieren ser presidentes, adopten medidas concretas contra la desigualdad

Hemos identificado cinco elementos centrales en los que resulta indispensable incidir para combatir la desigualdad: la corrupción y transparencia, la política social, el gasto en bienes públicos, la política laboral y el sistema tributario de México.

Si bien los ingresos de los más pobres y de la clase media mundial se han incrementado, siguen siendo demasiado bajos como para que estas personas puedan ahorrar o invertir en el tipo de bienes que permiten la creación de riqueza

TRABAJO es un proyecto audiovisual que cuenta de forma honesta y espontánea, cómo es un día de trabajo del amanecer a la medianoche en cualquier rincón de América Latina

El equipo de Oxfam entiende muy bien que para lograr transformaciones de fondo, todos deben estar involucrados, desde los miembros de las comunidades donde trabajan, hasta los directivos.

Cuatro miembros del personal de Oxfam en Haití fueron despedidos y tres más renunciaron antes del final de la investigación. Las denuncias de que niñas menores de edad pudieron haber estado involucradas no fueron probadas.

El proyecto 12 Mexicanxs trabaja junto a distintas comunidades para identificar y priorizar necesidades y retos colectivos específicos, y después cocrear e implementar soluciones

¿Cuándo vamos a instaurar el Día Mundial de la Injusticia Social? Nunca. Y la razón es que, en este mundo que se ahoga en una desigualdad que supera a la imaginación más salvaje, las personas que se benefician del estatus quo necesitan que los mensajes que llegan a más personas se envíen siempre en un tono positivo, que los llamados a la acción no confronten demasiado y, sobre todo, que nunca se nombre a los responsables.

En la industria del desarrollo en general y en la política social mexicana, sobran ejemplos de proyectos que han fracasado porque fueron impuestos e imaginados desde lejos

En muchas colonias, llamar a la pipa, acarrear cubetas y llenar tambos, o esperar a que caigan unas gotas en los tinacos, ya es parte de la rutina diaria

Los DESCA son los Derechos Humanos relacionados con el lugar de trabajo, la seguridad social, la vida en familia, la participación en la vida cultural y el acceso a la vivienda, el medio ambiente, la alimentación, el agua, la atención de la salud y la educación

Esta película es un reclamo y un llamado a poner el tema a discusión con urbanistas y con quienes toman las decisiones en los gobiernos, porque tenemos que buscar otras maneras de movernos

Un mejor debate para México - en el sentido más amplio del término - es aquel en el que se confronten más las ideas que las personas. En el que nos convenzan con argumentos y no con letreros.

Una de las preguntas más comunes suele ser por qué México tendría que aceptar a personas extranjeras en el país, cuando nuestra propia población está huyendo de situaciones de violencia y persecución, y lxs mexicanxs que se quedan no pueden ejercer plenamente sus derechos.

La marcha, simbólicamente, es lo opuesto a vivir en el clóset

Se necesitan políticas públicas en torno a un mejor manejo del agua, que incluya la captación de agua de lluvia para combatir la desigualdad

Es la primera vez que la familia de quien será presidente de mi país, se parece a mi familia

Mandela logró la convivencia de dos visiones completamente opuestas apelando al diálogo y entendimiento

El México que yo quiero, al que le apuesto con mi trabajo, ya existe. Existe en toda la banda que por años ha trabajado para aportar, tanto construyendo como defendiendo cuando ha sido necesario

Este proyecto es un esfuerzo por empoderar a los ciudadanos para poder digerir, traducir y ordenar toda la información que existe sobre las posibles fallas en el uso del dinero público pero que queda perdida por su complejidad y abundancia.

Sólo a través del estudio detallado de la información de la Auditoria, podremos entender cómo las fallas en el uso de los recursos públicos debilitan los programas y políticas públicas del gobierno

Mérida es la ciudad con mayor desarrollo humano de Yucatán, mientras que Tahdziú tiene el índice más bajo, y es considerado uno de los municipios más pobres de México. Y esto es notorio, simplemente viendo dos imágenes: las viviendas estilo art noveau francesas de la capital, y las de techo de palma y piso de tierra de las personas mayahablantes.

Los países del Sur han sido los más afectados en un sistema lleno de contradicciones, y sus voces no siempre han sido escuchadas

Oxfam expresa su preocupación por la situación de desprotección de los más de 5,000 migrantes que en estos momentos van caminando en caravana por Centroamérica para llegar a la frontera sur de Estados Unidos.

Actualmente hay 9.9 millones de personas en México que no tienen acceso al agua en sus viviendas, mientras que 70% de habitantes en la Ciudad de México, una de las más grandes del mundo, reciben menos de 12 horas de agua continua al día. En las localidades rurales la brecha se vuelve más grande, específicamente en comunidades indígenas

No podemos regresar al pasmo, a esperar que el gobierno resuelva todas las problemáticas y sea la única voz cantante en las decisiones públicas

Si se toma en cuenta que normalmente una persona trabajadora tiene dependientes económicos, el aumento es insuficiente, porque el salario requerido para sacar de la pobreza a una familia de cuatro integrantes con dos personas laborando, tendría que ser de aproximadamente $205 pesos diarios, poco menos que el doble del nuevo mínimo

Como diseñadora, considero irresponsable convocar a concursos de diseño para ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero. Tiempo de reclutamiento de personal o licitación de agencias especializadas y dinero, porque no se paga lo que realmente vale el trabajo de diseño.

Pagar por ser nombradas en rankings y anuarios; obtener distintivos o certificaciones ¿realmente garantiza que las empresas son socialmente responsables?

Si se beneficiaba a desarrollistas inmobiliarios que se aliaron con gobiernos locales y estatales para hacer negocios, entonces se puede decir que se usó dinero público para beneficio privado

Descubrimos que la clave para hacer accesible la información sobre acceso al agua, es la creatividad

Se trata de un atentado terrorista atroz y chocante en Nueva Zelanda. Oxfam condena enérgicamente la islamofobia y todas las formas de extremismo

Profesionales de la Limpieza es una plataforma que tenemos en Parvada para que trabajadoras del hogar accedan a empleos bien remunerados en Jalisco. Los montos que se les pagan van desde 365 pesos hasta 668 pesos al día, dependiendo de la cantidad de horas que trabajen, y fueron determinados por ellas mismas luego de recibir capacitación sobre sus derechos, protocolos de seguridad, habilidades de negociación y cálculo de salarios.

Hay personas que ya están trabajando para construir una economía más humana. Que se han organizado en cooperativas, colectivos, empresas de economía solidaria; que han creado monedas alternativas y sistemas de trueque, que construyen circuitos económicos solidarios, que generan acceso a servicios financieros a través de microfinanzas y finanzas solidarias, que abren canales de comercio justo y comercio directo

Dentro de las 10 dependencias que más nos preocupan, por ser las que tienen más dinero por aclarar o comprobar en relación con el dinero que les fue auditado, se encuentran seis gobiernos estatales, un gobierno municipal, dos secretarías federales y un fideicomiso federal

La controversia de Carolina Herrera

Es bien sencillo tuitear y aún más sencillo omitir cinco décadas de historia escudándote en la ignorancia y el privilegio. Pero, aunque decidas hacer caso omiso, existe, se ha documentado, pero también se ha intentado borrar a sus protagonistas

Debemos renovar las formas de participación y aprender a reconocer el valor de una protesta, sin importar el número de personas o el peso político, sino la validez de sus demandas

Esto no quiere decir que en México las relaciones de poder y estatus se definan exclusiva o primordialmente por el color de piel, pero sí demuestra que existe un patrón donde los tonos de piel oscura están más asociados a resultados educativos y económicos negativos, y los tonos claros a resultados positivos

El 6 de agosto presentamos el informe “Por mi raza hablará la desigualdad”, desarrollado por Patricio Solís, Braulio Güémez y Virginia Lorenz. Unos días después, luego de declaraciones sobre la existencia de una “pigmentocracia” en México, estalló un acalorado debate en redes sociales sobre si existe o no la discriminación hacia las personas morenas.

Anteriores

Levanta la voz por esta causa

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <img>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentarios

PASA LA VOZ

Facebook
Twitter
Linkedin
Correo

User Alert

Inicio / Historias / No es sólo mi ansiedad, es la maldita desigualdad