Las convocatorias de Economías Inclusivas en Puebla. y Oaxaca. se encuentran cerradas. ¡Gracias a todas las personas que participaron! Muy pronto más información.

Oxfam

'Cuando sané con mis raíces, me comprometí con mi pueblo'

Paloma Villanueva

Coordinadora de Contenidos

Diego Saydel es un joven mixe de 26 años que trabaja con comunidades indígenas en la defensa de sus derechos. Se le nota el orgullo en la sonrisa cuando cuenta que pertenece a un pueblo que se denomina a sí mismo los ayuuk ja´ay “personas de la lengua de la montaña”. Pero lo que hoy es orgullo, en etapas tempranas de su vida fue motivo de rechazo y discriminación.

Nació un 18 de septiembre en temporada de cosecha de elotes en la comunidad de San Isidro Huayapam, ubicada en la sierra norte de Oaxaca. Su padre había ido a cortar los elotes nuevos y fue su abuela materna quien asistió a su madre en el parto y quien se encargó de enterrar el cordón umbilical de Diego para que no olvidara sus raíces.

Diego aprendió la lengua mixe antes de aprender español, pero se vio obligado a relegar su lengua materna cuando ingresó a la secundaria. Se mudó a un internado a la ciudad de Oaxaca por decisión de sus padres, quienes pertenecen a una generación influenciada por la idea impuesta en la escuela, de que hablar una lengua indígena era sinónimo de retroceso y pobreza.

“Los alumnos se burlaban mucho de los Ayuuk, cuando alguien decía una incoherencia o cometía un error, decían ‘no seas Ayuuk’, también se burlaban mucho porque nosotros ocupábamos huaraches. Fue un proceso difícil porque entré a un mundo que no conocía, un mundo totalmente diferente al mundo Ayuuk. Y cuando hablábamos en mixe, los mestizos se burlaban, es más, yo preferí dejar de hablar el mixe y hablar solamente español, para no ser objeto de burla, relata.

Diego salió de la secundaria con evaluación de mala conducta, por lo que no fue aceptado en ninguna escuela de la ciudad y su única opción fue un bachillerato integral comunitario en el municipio de Santa María Alotepec, ubicado en la región mixe.

Ese fue el regreso a sus raíces. Aprendió a leer y escribir en mixe y comprendió que la lengua es tan importante para los pueblos indígenas porque en ella radica su historia y su forma de ver el mundo.

Diego considera que el reconocimiento y valoración de su origen indígena se concretó en el Instituto Superior Intercultural Ayuuk, donde estudió Comunicación Social.

“En la universidad aprendí sobre la filosofía del Wijën Kajën Maa Naax Kajp que significa ‘Saber y conocer para la comunidad’. Eso le dio sentido a mi vida, se trata de aprender para desenredarse del sistema y que el aprendizaje y el saber sea en beneficio de nuestra comunidad”, comparte.

Otros actores importantes en la formación de Diego como activista y comunicador social fueron la radio comunitaria “La Voz Campesina” y el Comité de Derechos Humanos Sierra Norte de Veracruz, que le permitieron trabajar con comunidades Nahuas, Tepehuas y Otomíes de la sierra norte de Veracruz.

Cuando sané con mis raíces, cuando supe que era ayuuk ja´ay, en ese momento sentí un compromiso con mi pueblo. Conocí otras realidades en la sierra norte de Veracruz y conviví con otras culturas originarias. Así decidí que caminaría al lado de la lucha de las comunidades”, dice Diego.

De su trabajo con comunidades indígenas y campesinas, señala como su mayor logro, haberse ganado la confianza de los hombres y mujeres que están luchando por sus derechos y su territorio.

Actualmente, es coordinador de comunicación en el Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, que lleva más de 11 años acompañando a comunidades zapotecas de los Valles Centrales de Oaxaca en su defensa del agua.

Nuestros abuelos y abuelas nos heredaron la lengua, la tierra, las tradiciones y las narraciones; la responsabilidad de perderlas o conservarlas está en nuestras manos como jóvenes. Por ese camino tiene que venir nuestra aportación, tenemos que ir haciendo veredas y apropiándonos de herramientas que puedan fortalecer a nuestros pueblos”, invita.


HISTORIAS RELACIONADAS

"Hay muchas compañeras que siguen calladas, pero hay que romper con eso porque si desde el rincón nos seguimos quejando, así no vamos a poder hacer nada"

"Las leyes del gobierno nos limitan, ponen barreras para el desarrollo del campesino"

El nuevo informe sobre desigualdad de Oxfam, que encontró que sólo ocho hombres poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial, está acaparando los titulares alrededor del mundo.

Las y los Sembradores de Agua son personas campesinas e indígenas zapotecas que desde hace diez años defienden su derecho al agua a través de prácticas comunitarias para su cuidado y aprovechamiento.

“Podemos comer lo que nosotros mismos sembramos”

Una hilera de niñxs y jóvenes, baja de un camión que los ha llevado hasta el poblado de Ayutla, en la sierra de Oaxaca. Todos cargan consigo diferentes instrumentos que protegen con mantas o pedazos de tela; son clarinetes, trompetas, percusiones y hasta una tuba que se ve mucho más grande en las manos de un niño tan pequeño.

Misheyla es una de las jóvenes que participó en el Laboratorio de Activismo Digital 2017, organizado por Oxfam México. Ésta es la historia de cómo se volvió activista.

Esperanza Alonso trabaja en el campo sembrando rábanos, cebollas, hierbas de olor y flores. Cada mes obtiene un ingreso de 2 mil pesos para mantener a su familia de cinco integrantes y está luchando para poder aprovechar libremente el agua que necesita para sembrar y subsistir.

'La gente dice que el agua y la tierra son recursos, pero no son recursos. Yo creo que todo lo que existe sobre esta Tierra tiene vida y eso se debe respetar'

Hoy 9 de agosto, día dedicado a los Derechos de los Pueblos Indígenas, es fundamental recordar que, a pesar de que México ha ratificado el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional deI Trabajo (OIT), dichos derechos siguen siendo vulnerados.

¿Quieres contribuir a que más personas tengan acceso al #agua en México? Checa la Convocatoria y súmate al Laboratorio de activismo digital: promoviendo el acceso equitativo al agua en México. #LAD2017 #NuestroDerecho

Oxfam México y organizaciones aliadas convocan a un foro sobre el derecho a la consulta

Las dependencias de gobierno apuestan por que las y los campesinos zapotecas se queden sin energía

Es realmente difícil argumentar que, por ejemplo, una mina pueda ser para el “beneficio colectivo” cuando es, casi por definición, uno de los sectores que genera más concentración de la riqueza en manos de unas pocas personas.

Se otorgan concesiones de grandes volúmenes de agua al sector privado como la industria alimenticia, minera, de transformación y generación eléctrica, dejando sin agua a comunidades que la utilizan para cultivar como modo de sustento.

Sin agua no hay trabajo digno para las mujeres en Latinoamérica.

Con el proyecto que cerramos en mayo, fortalecimos a los pueblos y comunidades indígenas que luchan por sus derechos territoriales en Oaxaca

Aunque venimos de lugares distintos, aunque venimos de posiciones distintas, cuando trabajamos juntos podemos desafiar al poder

La desigualdad de ingreso en nuestro país se traduce en desigualdad de acceso a un suministro constante y de buena calidad al agua.

Desigualdad económica y el racismo que no queremos ver.

Desigualdad económica y el racismo que no queremos ver.

Oxfam México se suma a las luchas de los Pueblos Indígenas y hoy celebramos la respuesta de los pueblos, de las comunidades y de nuestras organizaciones aliadas en los estados donde operamos, como es el caso de Oaxaca

Si te paras en la Avenida Carranza que atraviesa el pueblo, puedes ver de un lado el Palacio Municipal y justo enfrente, las instalaciones de la COPUVO. Dos autoridades, una que en el pasado permitió la entrada de la mina y la otra que surgió precisamente para luchar en contra de la explotación del territorio.

“Tenemos un acta de territorio prohibido para la minería que se firmó en 2015 y significa que nadie va a entrar a nuestro territorio sin permiso, sin la firma del comisariado o de la autoridad municipal nadie puede vender terrenos"

Caso tras caso, fueron denunciadas presiones, corrupción, amenazas y desapariciones de personas defensoras, pero también se hizo presente la resistencia y organización comunitaria que ha logrado proteger los territorios para evitar que las mineras se apropien de ellos

Lo que podemos sacar del #MegaCorteDeAgua es el golpe con la realidad que nos deja quedarnos sin agua por algunos días. Esto lo podemos tomar como un simulacro de lo que sucedería si nos quedamos sin el 25% de abasto de agua que nos brinda el Cutzamala

Con el aumento de la población y el mal manejo de los desechos, los cuerpos de agua se convirtieron en fuentes de suciedad y peste al recibir todas estas descargas, por lo cual fueron entubados como una medida sanitaria urbana

Anteriores

Levanta la voz por esta causa

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <img>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentarios

PASA LA VOZ

Facebook
Twitter
Linkedin
Correo

User Alert

Inicio / Historias / 'Cuando sané con mis raíces, me comprometí con mi pueblo'