Oxfam

Agroecología para combatir la desigualdad

Diana Lilia Trevilla Espinal. Militante feminista, integrante de la Red de cuidados en México y de la Alianza de Mujeres en Agroecología AMA-AWA

La alimentación humana es una necesidad básica y constituye también un derecho de todas las personas.

A pesar del avance tecnológico y científico, no sólo ha crecido el número de personas que padecen hambre en el mundo, también los índices de desnutrición y malnutrición.

La organización actual de la alimentación es profundamente desigual. Las empresas trasnacionales concentran la riqueza, acaparan tierra, agua, semillas, insumos y fuerza de trabajo; influyendo así en las políticas alimentarias de los países. Además, deciden qué, cómo y dónde sembrar, los canales de distribución, consumo y precio.

Quienes mejor comen son las personas con mejor ingreso y no es casualidad que regularmente sean blancas, urbanas y de los países del Norte Global.

El modelo alimentario dominante es agroindustrial, es decir, se basa en la utilización de derivados del petróleo como la gasolina para la gran maquinaria, así como de fertilizantes, pesticidas y herbicidas de alta toxicidad, cuya producción y aplicación contribuye a la contaminación del suelo, el agua y el aire, la pérdida de biodiversidad y a la emisión de gases de efecto invernadero que potencian el cambio climático.

La agroecología, por su parte, es una propuesta que retoma los conocimientos de la agricultura campesina e indígena, junto con la interdisciplinariedad científica para crear sistemas alimentarios diversos, justos y sostenibles que garanticen la soberanía alimentaria. Desarrollando técnicas como el control biológico de plagas, la elaboración de fertilizantes naturales, el resguardo y mejoramiento de las semillas nativas, entre otros.

A grandes rasgos la propuesta contempla 3 esferas:

Las mujeres en la agroecología

En las últimas décadas, gracias a los movimientos de mujeres y feministas en el campo y en la ciudad, así como a los estudios de género, se han hecho cada vez más visibles los aportes de las mujeres a la agricultura, la alimentación y la agroecología:

-Son gestoras de los huertos y otros sistemas agroforestales, incluyendo la crianza y cuidado de animales domésticos (gallinas, vacas, borregos, cabras, cerdos, conejos, etc.).

-Son las principales abastecedoras de agua, leña y alimentos en las comunidades rurales.

-Se encargan del mejoramiento, recolección y resguardo de las semillas nativas.

-Realizan la limpia, preparación y cosecha del suelo para siembra del maíz, el frijol, la calabaza, el chile y los quelites.

-Conocen y enseñan el uso de plantas con fines medicinales y terapéuticos.

-Preservan y comparten recetas de comida ancestral y ceremonial en distintos territorios.

-Procuran la reproducción de las familias y comunidades a través del conjunto de trabajos que realizan en relación con la alimentación y la agricultura.

-Son las principales defensoras de los bienes comunes para asegurar la reproducción de la vida.

Por ello, para lograr sistemas alimentarios justos y sostenibles, es muy importante que las familias, organizaciones, movimientos e iniciativas agroecológicas en el campo y en la ciudad:

-Visibilicen la participación de las mujeres en todos los ámbitos: economía, política y cultura.

-Valoren el trabajo doméstico y de cuidados de cara a compartirlo y democratizarlo para reducir la carga de trabajo que actualmente es desigual.

-Cuestionen todas las relaciones de poder: género, clase, etnia, edad, lugar, orientación sexual, etc.

-Resignifiquen la alimentación y la soberanía alimentaria, poniendo al centro la vida y no la acumulación de ganancias.

-Se organicen desde y para las mujeres a través de espacios de formación y de participación política de las mujeres.

¡Sin feminismo no hay agroecología!

Crédito de las fotografías: Diana Lilia Trevilla Espinal

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor o autora y no necesariamente reflejan la postura oficial de Oxfam México


HISTORIAS RELACIONADAS

A mediados de abril emprendimos un viaje. El objetivo era presentarle a uno de nuestros embajadores, Daniel Carbonell (Macaco), una de las comunidades en las que Oxfam trabaja.

El Día Mundial del Agua fue propuesto en 1992 durante una conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo y se celebró por primera vez el 22 de marzo de 1993.

Caminar por las calles de la zona alta de Tlalpan implica sortear grandes botes metálicos de muchos colores, llenos de agua, vacíos o a la mitad.

La lucha de Xochi recupera valores ancestrales como el diálogo y la no violencia para privilegiar la convivencia pacífica. Aunque en este proceso han sido muchos los episodios en los que el Estado no ha respetado los derechos de la comunidad, es de destacar este talante conciliador.

El gobierno mexicano debe incrementar la inversión para crear capacidades comunitarias para la prevención y garantizar que la respuesta ante un desastre no genere más riesgos ni reproduzca las condiciones de vulnerabilidad de las personas afectadas.

Estas comunidades zapotecas de los Valles Centrales de Oaxaca tienen una relación con estas tierras que se remonta miles de años antes de que existiera lo que hoy conocemos como México. Sus comunidades son espacios sagrados donde ellxs son parte del cielo, el viento, la tierra y el agua

Estas 235 mil hectáreas de árboles y pastizales, están amenazadas por tres ciudades que no paran de crecer: Cuernavaca, Ciudad de México y Toluca; ¿y por qué esto debe preocuparnos? porque la lluvia que cae en esta área natural se infiltra a los mantos freáticos y posteriormente al acuífero del que extraemos el 70% de nuestro consumo cotidiano

Levanta la voz por esta causa

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <img>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentarios

PASA LA VOZ

Facebook
Twitter
Linkedin
Correo

User Alert

Inicio / Historias / Agroecología para combatir la desigualdad