Oxfam

En México, muy pocas personas, en su mayoría hombres y de identidad étnico-racial blanca o mestiza, poseen tanta riqueza y poder político que pueden tomar decisiones que afectan la vida de todxs sin rendir cuentas a nadie. Mientras tanto, el resto de lxs habitantes del país carece de voz e influencia para ser parte de esas mismas decisiones.

 

Esto genera una enorme desigualdad en las posibilidades reales de las personas para tener control de su propia vida: unas cuantas pueden ser o hacer casi todo lo que se proponen, mientras que la mayoría tiene muy pocas alternativas.

 

Por medio de nuestras iniciativas evidenciamos cómo se expresa esta desigualdad en ámbitos concretos de la sociedad mexicana y hacemos propuestas para combatirla.

 

Un socio es aquella persona que decidió unirse a Oxfam México a través de un donativo mensual y que realizó con éxito el primer donativo. Son personas interesadas y preocupadas por los problemas sociales, la pobreza y el desarrollo social, que concuerdan con la filosofía y principios de la organización y decide unirse a vivir la experiencia Oxfam.